La Ruta Medieval y Judaica en Portugal

4 días

HappyPortugal te propone descubrir los legados de la Edad Media, las Órdenes Religiosas y el pueblo judío en Portugal, en visitas guiadas por expertos con formación avanzada. Desde las montañas de Beiras hasta las llanuras del Alentejo, vivirán antiguas leyendas.

Recorrido del Paseo

  • DÍA 1: PUERTO O LISBOA - BELMONTE

    Viaje a Belmonte.

    Situado en las faldas de la Serra da Estrela y coronado por la masa granítica del antiguo castillo, Belmonte fue la cuna del navegador Pedro Álvares Cabral que, en 1500, descubrió Brasil. La palabra Belmonte tiene que ver con el monte y se juzga que también con bello. La comunidad de Belmonte alberga un importante hecho de la historia judía, relacionado con la resistencia de los judíos a la intolerancia religiosa en la Península Ibérica.

    En el siglo XVI, en la expulsión de los moros de la Península Ibérica y de la reconquista de las tierras españolas y portuguesas por los reyes católicos y por D. Manuel, se instauró una ley que obligaba a los judíos portugueses a convertirse o abandonar el país. Muchos de ellos acabaron por abandonar Portugal, con miedo de represalias de la inquisición. Otros se convirtieron al cristianismo en términos oficiales, manteniendo su culto y tradiciones culturales en el ámbito familiar. Un tercer grupo de judíos, sin embargo, tomó una medida más extrema.

    Varios decidieron aislarse del mundo exterior, cortando el contacto con el resto del país y siguiendo sus tradiciones a la ligera. Estas personas se llamaron a marranosEn una alusión a la prohibición ritual de comer carne de cerdo. Durante siglos los marranos de Belmonte mantuvieron sus tradiciones judías casi intactas, convirtiéndose en un caso excepcional de comunidad judía.

    Solo en la década de 70 la comunidad estableció contacto con los judíos de Israel y oficializó el judaísmo como su religión. En 2005 se inauguró en la ciudad el Museo Judío de Belmonte, el primero de su tipo en Portugal, que muestra las tradiciones y la vida cotidiana de esta comunidad. Algunos monumentos y lugares de referencia son: Castelo de Belmonte, Torre de Centum CellasEl Museo Judío de Belmonte, el Museo de los Descubrimientos, el Museo del Aceite y la Pousada.

    Desde 20h30: Sugerencia de cenar en restaurante de cocina de autor, en Belmonte.

    Situado en un hermoso edificio histórico, se encuentra uno de los restaurantes más refinados de la región, con magníficas vistas a la Cova da Beira. El menú ofrece sugerencias diversificadas, siendo posible saborear platos de inspiración regional (como el ya famoso guiso de cabrito en el pan de Caria) y también otras creaciones más innovadoras.

    Alojamiento en el hotel de la categoría seleccionada.

  • DÍA 2: BELMONTE - CASTILLO DE VIDEO

    Viaje a Sortelha.

    El encanto de esta aldea reside en su ambiente medieval, donde las casas todas construidas en piedra de granito y generalmente de un solo piso, se basan en la roca y acompañan la topografía del terreno. Coronada por un castillo asentado en un formidable conjunto rocoso a 760 m de altitud, Sortelha mantiene intacta su aspecto medieval en la arquitectura de sus casas rurales en granito. Era parte de la importante línea defensiva de castillos fronterizos y su nombre deriva de la configuración del terreno en forma de un anillo (sortija, en castellano).

    La entrada se hace por una puerta gótica sobre la que se ve un balcón (Balcón de Pilatos), con aberturas (mata-perros) por donde se lanzaban toda clase de proyectiles contra los atacantes. Antes de la entrada, merecen atención un hermoso pelourinho, rematado por la esfera armilar, símbolo de D. Manuel I y el edificio donde funcionaron los Paços do Concelho, ambos del tiempo de aquel rey. Alrededor de Sortelha, el paisaje tiene la belleza grosera de las grandes piedras de granito y de las matas de castaños que las acompañan.

    En la localidad de Casteleiro, en la carretera hacia Belmonte, se situaba la estación medicinal de las Aguas RadiumQue fueron consideradas entre las más radiactivas del mundo. También podrá hacer un sano recorrido a pie siguiendo la antigua vía romano medieval, por donde pasaban los peregrinos a Santiago de Compostela.

    Viaje a Idanha-a-Velha y Monsanto.

    La sucesión de ocupaciones de diferentes pueblos legaron a Idanha-a-Velha un valioso patrimonio histórico. Quien visita la modesta aldea actual y observa su ritmo pacífico tendrá dificultad en imaginar que se encuentra en la antiquísima y floreciente Civitas Igaeditanorum Romana en la carretera peninsular que llamaba Emerita (Mérida), la Comisión Braccara (Braga); En Egipto, sede de obispado de la época visigótica (siglos VI-VII); En la Comunidad Idania Musulmana (siglos VIII-XII) cuando alcanzó una gran dimensión y era una casi tan rica como Lisboa. Después fue el tiempo de las luchas entre cristianos y musulmanes en el primer siglo de la nacionalidad portuguesa, cuando don Alfonso Henriques la donó a la Orden de los Templarios para su repoblación.

    Monsanto, elegida en 1938 como El pueblo más portugués de Portugal , Merece el título: empapado en una ladera granítica, las casas surgen apretadas entre enormes penedos, con minúsculos quintos y huertos separados por muros de piedra y laderas talladas en la roca viva y que se funden con ella. El castillo comenzó a ser un castro lusitano, después restaurado por los romanos, y sufrió una larga historia de combates y cercos. Todo en la aldea fue cuidadosamente preservado. La difícil subida hasta el castillo es ampliamente compensada por uno de los más deslumbrantes miradores de la región.

    Desde 12h30: Sugerencia de almuerzo en restaurante de comida regional, en Monsanto.

    El primer geo-restaurante de Europa está en la aldea histórica de Monsanto. Este restaurante combina menús relacionados con la región con actividades de promoción del patrimonio geológico local. El restaurante fue edificado con los tradicionales penedos de granito, que le sirven de paredes e incluso de tejado.

    Viaje a Castelo de Vide.

    Castelo de Vide es una bonita villa alentejana, ubicada en una colina de la Sierra de São Mamede, en un lugar bafeado por la belleza. El caserío blanco florido de la Villa que sube y baja la colina, coronado por el Castillo, se cruza con años de historia y ocupación bien remota, ya que en la zona existen diversos legados megalíticos, como el Menir da Meada. Varios son los monumentos y lugares de interés de la villa, destacándose el alto de su Castillo y los bonitos panoramas, pero también la Judería, Uno de los ejemplos más importantes y bien preservados de la presencia judía en Portugal, remontando al siglo XIII. La Judería aún conserva la Sinagoga, las ventanas y puertas ojivas de las viviendas y las puertas del taller o comercio, algunas decoradas con símbolos profesionales. Se guarda aquí también uno de los mayores espíos de arquitectura civil del período gótico. En la majestuosa Plaza D. Pedro V, se encuentra la Iglesia de San Juan Bautista, el Hospital, la iglesia Matriz, el Ayuntamiento y varias casas señoriales y brasonadas que respiran historia.

    Viaje a Marvão.

    Muy cerca de la frontera de España, en el punto más alto de la bonita Sierra de São Mamede, se encuentra la encantadora villa de Marvão, en un ambiente de paz de espíritu y tranquilidad, rodeado de murallas del siglo XIII y del siglo XVII. Al visitar Marvão, se tiene la certeza de visitar la propia historia, que corre en estas calles estrechas de arquitectura alentejana, herencias góticas, manuelinas y testimonios medievales de otros tiempos, marcados en el típico granito local. El Castillo y las imponentes murallas del siglo XIII son monumentos inolvidables de la Villa, pero Marvão tiene más para ofrecer, como la Iglesia Matriz del siglo XV, la antigua Iglesia de Santa María, hoy interesante Museo Municipal, albergando colecciones etnológicas y arqueológicas de la región. Desde lo alto de Marvão se tienen vistas sorprendentes sobre toda la zona circundante, destacándose puntos como la Torre de Menaje o la Pousada de Santa Maria.

    Desde 20h30: Sugerencia de cenar en un restaurante tradicional alentejano, en Marvão.

    Siendo la región alentejana famosa por la riqueza y variedad de su excelente gastronomía, le proponemos que saboree un delicioso menú con sabores fieles al pan y al aceite, fieles a las hierbas y plantas aromáticas, y al sabor de los cilantros y de los poejos, en la Alhada de Cacao o en la Carne de Cerdo a la Alentejana: paladares variados que deben ser bien acompañados con los buenos y tradicionales vinos alentejanos, al sabor de los embutidos y de los quesos de la región. Y si el apetito sobra, no dejes de probar los dulces conventuales, como el Tocino del Cielo o la Sericaia con Ciruelas de Elvas.

    Alojamiento en el hotel de la categoría seleccionada.

  • DÍA 3: MARVÃO - TOMAR

    Viaje al Crato.

    El municipio del Crato está marcado por la ocupación romana; Por la Orden de los Hospitalarios (posteriormente Orden Soberana y Militar de Malta) y por D. Álvaro Gonçalves Pereira, 1º Prior del Crato, que levantó para sede de la Orden el imponente Monasterio de Santa María de Flor de la Rosa y el Palacio del Gran Prior, Arquitectura atribuida a Miguel Arruda) del que sólo queda el imponente balcón y un ventanilla); Por el Consejo glamouroso De la época barroca con sus palacios distribuidos por todo el municipio y por las bodas regio de D. Manuel I con D. Leonor y de D. João III y D. Catalina, celebrados en los palacios del castillo (Palacio Teixeira Guerra) Crato, con pompa y circunstancia.

    Sugerencia de visita al convento fortificado de la Flor de la Rosa.

    Fundado en el siglo XIV por D. Álvaro Gonçalves Pereira (cuya tumba se encuentra en el interior de la iglesia), el antiguo convento fortificado de la Flor de la Rosa conjuga tres edificaciones de tipologías diferenciadas, constituyendo el núcleo primitivo, gótico, una casa fuerte o palacio acastillado, junto A una iglesia-fortaleza, a la que se endulzaron instalaciones monacales quinientas. Tiene muros y torres construidos en albañilería de piedra dispuesta a la hilera o con silueta y mortero de cal. En 1990 se iniciaron las obras de construcción de una posada anexa al convento, utilizando algunas de sus dependencias.

    Viaje a Constancia, vía Castillo de Almourol.

    El pintoresco castillo de Almourol está situado en una pequeña isla que ya estaba habitada en el tiempo de la ocupación romana de la península; A partir del siglo VIII, fue ocupada por los musulmanes, que la habrán conquistado a los visigodos. Como el Monumento Nacional, fue Residencia Oficial de la República Portuguesa durante el Estado Nuevo. El castillo está construido para acompañar los desniveles del terreno, con dos niveles interiores, el primero accedido por la entrada principal y el segundo, donde se encuentra la Torre de Menaje, a través de una escalera interior.

    Desde 12h30: Sugerencia de almuerzo en restaurante de comida regional, en Constancia.

    Situado en el centro de Constanza, este restaurante sugerido por TravelTailors está instalado en una casa popular del siglo XVIII. En el primer piso funciona una bodega regional, siendo que el segundo se destina al comedor, donde se sirve un menú variado y de óptima calidad.

    Viaje a Tomar.

    Tomar es conocida por sus fabulosos monumentos, entre los que destaca el Convento de Cristo e innumerables edificios históricos y reliquias arqueológicas. Declarada Monumento Nacional desde 1921, la Sinagoga de Tomar es uno de los pocos templos judíos conocidos por la presencia de este pueblo en Portugal en tiempos anteriores a la expulsión a la que fue sometido por D. Manuel I. Planta cuadrangular, con 1430 metros de fondo por 1460 de ancho. Su altura corresponde a la de las estancias que la flanquean, en planta baja y primer piso. El techo consta de nueve bóvedas ligeramente apuntadas, apoyadas en el centro sobre cuatro columnas con capiteles decorados con motivos florales. En cada uno de los ángulos del techo, un curioso orificio revela la presencia de ánforas de barro en la mampostería, con la función de regular el sonido de los cánticos durante el servicio religioso. Aunque la fachada del templo tiene un aspecto renacentista, su construcción se remonta al siglo XVI. Se sabe que el Infante D. Henrique, como gobernador de la Orden de Cristo en el siglo XV, fue el gran impulsor del asentamiento de los judíos en Tomar, dándoles allí una calle para constituir su barrio y tener su sinagoga. En ese momento, se llamaba Rua Nova, nombre que se le dio a las antiguas comunidades judías.

    Judiaria de Tomar hoy corresponde a Rua Dr. Joaquim Jacinto. Aunque la presencia hebrea en Tomar se ha documentado desde principios del siglo XIV, es con su fijación en Tomar que el Infante involucra a los judíos en la compañía de los Descubrimientos portugueses.

    Visita al Convento de Cristo.

    El Convento de Cristo es un maravilloso y formidable monumento con un prestigio y un valor incalculable. Representa un espacio mítico desde la fundación del Castillo templario por Gualdim Padres, permaneciendo en el imaginario como la Casa de los Caballeros Templarios. En sus Paços vivió y pensó la estrategia de los Descubrimientos el Infante D. Henrique. Aquí, también, que el Rey D. Manuel I imprimió, para el futuro, su concepción imperial del mundo, antes de que D Juan III imponía su visión de recogimiento y clausura.

    Este fue el lugar donde Felipe II de España eligió para marcar simbólicamente la toma de poder en Portugal y fue por aquí que pasaron algunas de las tragedias de los siglos XVIII y XIX, como las Invasiones Francesas y la Revolución Liberal. La historia tan marcada no impidió, sin embargo, largos períodos de supresión, sobre todo hasta mediados del siglo XX, a la que siguieron, más recientemente, campañas de obras de rehabilitación, restauración y conservación del conjunto arquitectónico y envolvente.

    La arquitectura revela varios rasgos de varias épocas diferentes. Entre los estilos que más se destacan están el romántico, gótico, manuelino y barroco. Aquí seremos conducidos en una visita guiada por los rincones y rincones de la memoria del bastión templario donde leyendas del Santo Grial y tesoros escondidos se funden con la verdad histórica y la belleza del arte labrado en piedra. Los símbolos se hablan. Los secretos, tal vez revelados. Dos templarios nos esperan y van a combatir para nosotros; Después muestran cómo se combate, a continuación, empuñamos la espada y seremos instruidos por los maestros.

    Desde 20h30: Sugerencia de cenar en un restaurante de inspiración tradicional en Tomar.

    Quien visita este restaurante tiene la certeza de una comida creativa. Las entradas, todas ellas originales, priman por el buen gusto. La feijoada de caracoles merece ser experimentada, pero para no dejar las petingas en el horno con celos darles también unas dentaditas. ¿Y los platos? Bueno, estos son cocinados en los hornos de leña. Ahora se deleita con este menú: bacalao asado en el horno con carne de cerdo, anguilas de fricassé, conejo de calabaza y otras que no se habla para que no quede aún más agua en la boca. Ah, el pan es de fabricación propia. Todo esto en un espacio original y carismático, donde las paredes tanto son de madera como en ladrillo, para generar un ambiente a juego, entre lo rústico y lo creativo. Se lamenta en el menú, en la época debida.

    Alojamiento en el hotel de la categoría seleccionada.

  • DÍA 4: TOMAR-CIUDAD DE DESTINO

    Viaje a la ciudad de destino.